Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/28/d599169611/htdocs/clickandbuilds/ElenaLuna90628/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2758

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/28/d599169611/htdocs/clickandbuilds/ElenaLuna90628/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2762

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/28/d599169611/htdocs/clickandbuilds/ElenaLuna90628/wp-content/plugins/revslider/includes/output.class.php on line 3706
Mi primera reseña - Mayte Aranda

Mi primera reseña

Hoy me siento a escribir, después de más de dos meses sin entrar en mi blog, con un resfriado en todo lo alto tan descomunal, que no se lo salta un galgo. Bueno va…no estoy tan mal. En realidad solo tengo dolor de cabeza y mocos. También padezco un poco de atontamiento general, pero puede que eso ya estuviese antes. No estoy segura. En cualquier caso, hoy la culpa se la vamos a echar al Frenadol. Vaya! Las marcas de productos farmacéuticos el Word las subraya como falta de ortografía. Probaremos con un genérico. Acetilcisteína. Lo mismo. En fin…supongo que no tendrá demasiada importancia.

Tengo muchas cosas que contaros. O contarte…o simplemente decir. Sigo teniendo la sensación de que escribir en un blog es como hacerlo en un diario y colgarlo a la entrada del pueblo. Que tú lo ves. Sabes que está ahí, pero no si los demás lo saben también. Y cuando resulta que sabes que lo saben, no estás segura de querer saber quién o quienes lo saben. No sé si me entiendes. Será el Frenadol.

Pues eso. Que tengo muchas cosas que contaros, pero hoy solo voy a hablar de la persona más adorable que hasta hoy he tenido el placer de conocer en Twitter, responsable directa de mi descomunal resfriado, y en consecuencia de mis posibles desvaríos literarios del momento presente. Que para mí es hoy (miércoles, uno de febrero, seis y dieciocho post meridiem), y para ti cuando gustes leerlo.

La persona adorable en cuestión se llama Thelma y tiene un blog. No uno como el mío. El suyo tiene incluso gente suscrita. Yo creo que el mío por no tener, no tiene ni la opción de poder hacerlo. O tal vez sí y acabo de quedar fatal con Inma (La paciente mujer que se ocupa de la web y de aguantar mi vergonzosa falta de conocimientos informáticos.)

Pues bien. Como ya comenté (creo recordar que en el post Procrastinación), andaba buscando blogs literarios que quisieran reseñar mi libro. De camino contacté con David Olier. Un excelente blogger de El Rincón de Cabal, que rechazó leer mi libro (porque no era de su género), pero a cambio me regaló algunos buenos consejos, que yo acepté de lo más agradecida. Me dijo que si quería pedir reseñas, lo hiciese con sumo cariño y respeto. Y eso hice, principalmente porque lo del respeto me viene de serie, y porque es de recibo deducir que esta gente está cansada de impertinencias y sus correspondientes impertinentes.

Así es que me lancé y encontré algunos. De momento cuatro. Tres de ellos están esperando el libro en papel y el cuarto, el blog de El Búho, lo aceptó en versión digital.

Thelma García fue sumamente generosa conmigo desde el momento en que contacté con ella. Generosa, eficaz y absolutamente competente. Y a las cinco y media del día martes 31 de enero de 2017 me encontré con la reseña más bonita con la que jamás me hubiese atrevido a soñar. Resulta que mi Dibujos en la pared le gustó. Y resulta que le gustó bastante. Tanto como para leerlo en apenas un par de días. En consecuencia su opinión no hizo otra cosa que ensalzar mi trabajo y ensanchar mi orgullo, hasta más allá de las estrellas en una galaxia muy, muy lejana.

Todo ha sido tan rápido que apenas he logrado despertar del momento de felicidad que tuvo la bondad de regalarme ayer por la tarde. Y tanto fue así, que salí de casa con el pelo mojado (porque llegaba tarde a clase, pero no podía irme sin leer la fabulosa reseña que Thelma acababa de colgar en su blog y como resultado, hoy me he levantado con un trancazo monumental (que en realidad no es para tanto).

Yo, como soy nacida bien agradecida, lo primero que he hecho esta mañana ha sido sentarme (con mi dolor de cabeza y mis mocos) a cumplir con mi obligatoria tarea moral de agradecer a quien ha tenido a bien emplear su tiempo en leer y reseñar mi trabajo. Pero un par de horas más tarde, de repente me asaltó la idea de hacer público mi agradecimiento. En el acto pensé dos cosas: que por qué no, y que sería una bonita forma de devolverle un trocito de la alegría que ella me regaló a mí.

Por lo tanto, seré breve:

El Búho ha sido mi primera reseña, y no sé si lo que ayer viví se volverá a repetir. Pero hoy quiero, y en un humilde intento por pagar lo impagable, ensalzar el trabajo de los blogs literarios. Y lo hago por tantos motivos que no sabría por dónde empezar.

Esta gente se dedica a cribar para quienes amamos la literatura por encima de tantas cosas, y la mayoría de ellos lo hacen sin cobrar un solo euro. Dedican su tiempo a leernos, aun a riesgo de pasar momentos de verdadero tedio (que todos alguna vez hemos pasado con un libro…no me digas que no). Los leen, escriben su opinión y montan la reseña, para que nosotros solo tengamos que sentarnos a ojear y, en un santiamén, decidir qué queremos leer. Ellos también son escritores, de relato corto diría yo. Thelma, en concreto, posee una prosa muy fluida y sencilla de leer. Cómoda y agradable. En mi opinión, la mejor lectura es aquella que resulta fácil y comprensible a primera vista.

Hay lugares en los que la literatura es algo así como un titánico y bondadoso caballo de Troya que no encuentra cabida. Nuestro país (el mío en cuestión, España) es uno de esos lugares, y la gente como Thelma un valiente caballero quijotesco, en plena lucha por abrir fronteras a la cultura, a través de la red y con su talento y voluntad como única arma.

Apoyemos los blogs literarios y con ello apoyaremos a una cultura que pide a gritos un lugar donde poder echar raíces para poder esparcir su semilla. Apoyemos la imaginación, y con ella crecerá el sólido árbol de las historias infinitas e imperecederas. Apoyemos a quienes de verdad se lo merecen, por encima de tantas tonterías que constantemente nos asaltan por todas partes. Arriba la cultura y quienes trabajan cada día por ensalzarla. A ver si entre todos logramos ponerla en el lugar que por ley moral, inmaterial y universal le corresponde.

Nunca dejes de leer, y nunca dejarás de soñar.

Muchas gracias a Thelma García, y a su fantástico Búho.

P:D: Lo del resfriado te lo perdono. ;)…

Podéis leer la reseña en: http://elescritoriodelbuho.blogspot.com.es/2017/01/dibujos-en-la-pared.html

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTO

Escríbeme un correo

Enviando

©2019 Desarrollado por YN

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Ir a la barra de herramientas